No solo basta que me conozcas, si no que me entiendas; en mis pocas palabras y en mis muchas respuestas. En la vanidad de mis deseos y hasta en el mutuo resentimiento. Compréndeme con los ojos cerrados y con los ojos abiertos. En lo falso y en lo cierto. En las pláticas de noche donde me refugio en tu pecho, para cuando aprieto tus manos es para decirte lo mucho que te necesito.

Íntimo VI | Efímero (via elpoetaefimero)

Es para decirte lo mucho que te necesito.

(via justmelikeme)

Corre tan rápido como puedas y no te detengas. Vamos, un paso tras otro sin mirar atrás. Sigue adelante, respira profundo y sigue corriendo. No estás huyendo de nada, sólo persigues tus sueños, así que por tu futuro debes seguir andando.
Si te caes, te levantas; es normal palpar el suelo. Si te agotas, puedes ir más despacio, pero igualmente debes seguir tu camino. Si no sabes que camino tomar, sigue tu instinto y si no funciona no importa, ya encontrarás un camino nuevo. Si te sientes solo, recuerda que nadie se quedará para siempre, pero en el camino conocerás personas maravillosas.
Confía en ti, piensa en ti, haz lo mejor para ti. Por supuesto sin necesidad de hacer el mal para los demás.
Tú, hombre o mujer, no conozco tus necesidades ni mucho menos tus defectos; pero independientemente de eso, sé que tú, yo y todos los seres vivos merecemos ser felices.
Así que respira lento y profundo, y sigue andando.

Respirando ando, Mentes Divididas (via mentesdivididas)